eDesk logo

Cómo valorar un negocio de comercio electrónico

Última actualización enero 23, 2023 13 min to read
Contenido

Comparte este artículo

¿Tiene valor su empresa?

Hablamos de beneficios, crecimiento y reputación. Todas estas cosas contribuyen al valor de tu negocio, pero aún quedan preguntas por hacer, a saber, ¿cómo puedes valorar numéricamente tu negocio de comercio electrónico y por qué hacerlo?

Consultar a profesionales, preparar lo que necesitará e investigar puede facilitar al máximo el proceso de valoración. ¿Por dónde empezar? Vamos a sumergirnos…

TL;DR

  • Una valoración de comercio electrónico pone un precio literal a un negocio. Es una visión general de cuánto vale su empresa, y se centra en otros factores además de la rentabilidad y los beneficios.
  • Las valoraciones de un negocio de comercio electrónico son necesarias si tiene intención de venderlo, pero también pueden proporcionar información valiosa sobre el crecimiento y la rentabilidad de su negocio. Se recomiendan valoraciones periódicas para la mayoría de las empresas.
  • Existen seis pasos para realizar una valoración precisa de un negocio de comercio electrónico: comprender los conceptos básicos, utilizar las fórmulas, preparar los datos y consultar a un profesional, utilizar el multiplicador del sector, realizar la evaluación final y continuar gestionando el negocio de forma eficiente.
  • Prepárese para una valoración de comercio electrónico ordenando todo el papeleo con antelación. Emplea buenas herramientas de comercio electrónico, encuentra un buen agente de negocios y aprende tú mismo los fundamentos de la valoración de empresas.
  • Los negocios en línea pueden ser más fáciles de valorar, ya que muchas plataformas de comercio electrónico recopilan y analizan los datos (como el tráfico del sitio web, la participación, etc.) por ti.
  • La valoración de una empresa se centra en el futuro tanto como en el presente. En la valoración de su empresa pueden tenerse en cuenta muchos factores, como su base de clientes, el tráfico de su sitio web, su plan de negocio, la competencia, el estado del sector y el crecimiento.

¿Qué es una valoración de comercio electrónico?

En pocas palabras, una valoración de comercio electrónico es una estimación de cuánto vale un negocio de comercio electrónico.

Valorar las empresas de comercio electrónico lleva tiempo. Hay varias fórmulas que puedes utilizar para obtener un resultado rápido, pero tendrás que preparar la información de antemano y hacer un balance completo de tu negocio. Esto significa su inventario, sus ganancias, su crecimiento prospectivo, activos como las redes sociales y mucho más. Por lo general, se considera una buena práctica empresarial planificar una estrategia de salida a medida que se desarrolla la empresa.

Aunque le encante su empresa, puede llegar el momento en que quiera venderla, y es importante estar preparado para ello. Después de todo, no querrá invertir años de su vida, energía y mucho dinero en un negocio que resulte ser menos rentable de lo que esperaba.

Valorar empresas de comercio electrónico es algo más que calcular los ingresos totales y sumar los activos. Una valoración debe ser una cifra completa e imparcial, que tenga en cuenta muchas variables. Cuáles sean esas variables dependerá de la naturaleza de su empresa, de su tamaño y de cuántas partes móviles haya. Las valoraciones pueden variar de una empresa a otra.

Las valoraciones de empresas son necesarias tanto si tiene una tienda tradicional como un negocio en línea. A menudo es un poco más fácil recopilar datos para un negocio en línea si utiliza plataformas de comercio electrónico: estas plataformas suelen recopilar y analizar los datos en su beneficio.

Aunque es más fácil obtener ayuda profesional para valorar su empresa -especialmente si tiene un gran negocio de comercio electrónico-, puede calcular el valor usted mismo.

¿Por qué valorar su negocio de comercio electrónico?

Quizá se pregunte por qué necesita valorar su empresa, aunque no tenga previsto venderla. La valoración le ayuda a comprender plenamente su negocio -y lo que vale- y este tipo de conocimiento es clave.

Las valoraciones pueden darle una buena visión de su empresa. Por ejemplo, las valoraciones periódicas pueden ser necesarias para tranquilizar a posibles inversores, accionistas y banqueros. Puede ayudarle a medir el crecimiento de su empresa y a identificar rápidamente cualquier posible problema. Evaluar periódicamente su empresa es muy recomendable, sobre todo en empresas grandes o de rápido crecimiento.

Si tiene a mano la información necesaria, puede realizar una valoración general razonablemente rápida en cualquier momento, aunque, por supuesto, esta valoración no será lo suficientemente precisa para un banquero o un comprador.

Ventajas de valorar su empresa

Valorar su empresa puede ser una tarea laboriosa y complicada. Sin embargo, es ciertamente necesario. ¿Qué beneficios obtendrá al valorar su empresa?

  • Una mejor perspectiva de su negocio: rentabilidad, valor, etc.
  • Sabrás cuánto vale tu empresa en el mercado actual. Esto es útil tanto si tiene intención de vender como si no. Si necesita préstamos, más inversores o algo arriesgado para ayudar a su empresa, puede utilizar su número de valoración como palanca.
  • Puedes ver cómo crece tu negocio. Para algunas personas, eso significa ver que su pequeño negocio que empezaron en casa es ahora una empresa próspera, posiblemente multimillonaria. Nunca está de más ver lo lejos que has llegado.
  • Los datos correctos estarán ahora disponibles y actualizados. Recopilar la información necesaria para su valoración puede llevar un tiempo, pero se trata de cifras cruciales, en su mayoría necesarias a efectos fiscales y legales. Una vez realizada la valoración, tendrá esta información fácilmente a mano.

Cómo valorar tu negocio de comercio electrónico: Seis pasos hacia el éxito

Una vez que ha decidido asignar un valor oficial a su empresa, ¿qué viene después? Seguir seis pasos cruciales para el éxito le ayudará a conseguir una cifra bien definida para su empresa.

O, con suerte, un gran número.

Primer paso: conocer los fundamentos

Antes de empezar a calcular nada, debe familiarizarse con los conceptos básicos de la valoración de empresas, sobre todo si es la primera vez que valora una empresa. Los asesores empresariales pueden ayudarle a calcular el valor de su empresa y pueden proporcionarle una calculadora de valoración de empresas.

Estas calculadoras proporcionan una estimación aproximada del valor de su empresa. Aunque no es una cifra definitiva y oficial, es un buen punto de partida. La información básica que necesitarás para una calculadora de valoración son tus datos personales (nombre, dirección, código postal, etc.), así como datos de tu empresa (sector, beneficios netos, etc.). Es posible que le hagan preguntas adicionales, como qué parte de sus ingresos se destina a su propio salario y otros gastos.

Una vez introducida toda esta información, obtendrá una estimación del valor de su empresa. Si lo que busca es una breve visión general de cuánto vale su empresa y lo bien que está creciendo, esta cifra puede ser suficiente sólo para su propio beneficio. Sin embargo, si tiene intención de vender o si necesita presentar esta información a otras personas, querrá un número más concreto.

Aquí es donde tendrá que profundizar en el tema de la valoración de empresas: lo básico ya no es suficiente. Necesitarás La Fórmula.

Segundo paso: comprender las fórmulas

Hay más de una forma de crear valor para su empresa. El método que utilice puede depender del asesoramiento empresarial que reciba o de las necesidades específicas de su empresa. Por ejemplo, los negocios en línea suelen tener menos gastos de explotación y más factores a tener en cuenta: tráfico en línea y embudos de ventas, por ejemplo. Es posible que deban gestionarse de forma diferente a una tienda tradicional. Si tiene una combinación de tiendas online de comercio electrónico y locales tradicionales, puede que necesite utilizar un método híbrido de valoración.

En pocas palabras, se valora una empresa calculando sus ingresos netos y utilizando un multiplicador del sector para calcular su valor global.

El primer paso es calcular sus ingresos netos, y hay un par de maneras de hacerlo.

  • Primer método: Ganancias discrecionales del vendedor (SDE)

Este método es el más adecuado para las pequeñas empresas. El SDE toma los ingresos y resta los gastos de explotación y el coste de las mercancías vendidas. A continuación, esa cifra se suma a los gastos no esenciales y a la indemnización del propietario. Así pues, la fórmula de la SDE se parece un poco a esto:

(R – (OE+CGS)) + NEE + OC = SDE

El SDE muestra cuánto ganaría un comprador si trabajara en el negocio a tiempo completo. Para una pequeña empresa, en la que es probable que el comprador sea quien realice la mayor parte del trabajo, el SDE es un método más útil para calcular los ingresos netos.

  • Segundo método: Beneficios antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones (EBITDA)

El EBITDA es más adecuado para las grandes empresas. La fórmula es más sencilla: sume sus ingresos netos, sus gastos por intereses, el impuesto sobre la renta, la amortización y la depreciación. Esto le da una cifra global y suele ser mucho más sencillo de calcular. La fórmula del EBITDA es la siguiente:

NI + IE + IT + A + D = EBITDA

El EBITDA da una cifra global que está diseñada para ser comparada con marcas y empresas similares. Dado que este método se utiliza habitualmente para las grandes empresas, los márgenes de beneficio serán mucho mayores, pero la competencia puede ser fatal. Los compradores necesitan saber lo bien que le va a la empresa en comparación con sus competidores.

Aunque estas fórmulas son simplificadas, le darán una idea general de cómo va su negocio. Un asesor empresarial le ayudará a elaborar una versión más compleja de estas fórmulas. Una valoración de comercio electrónico no suele ser sencilla, y siempre es una buena idea contar con ayuda externa.

Tercer paso: Prepare sus datos y consulte a un profesional

Con un poco de suerte, estarás pensando en consultar a un asesor empresarial o a un agente de bolsa para la valoración de tu comercio electrónico. Aunque puedes calcular por ti mismo cifras como tus ingresos netos, no puedes poner una cifra garabateada en un papel delante de un asesor empresarial y pensar que con eso basta. No, su asesor empresarial tendrá que revisar sus registros.

Esto significa tener los papeles en regla. Hoy en día existen muchas aplicaciones de contabilidad, por lo que estar al día de las cuentas es más fácil que nunca, especialmente para las pequeñas empresas. Si es necesario, tómate un tiempo para poner al día tus libros antes de acudir a un asesor empresarial o calcular cualquier cifra.

Necesitarás registros que se remonten al menos a un año atrás, pero es mejor tener libros de dos o tres años para obtener una valoración más precisa. Esto es lo que necesitarás:

  • Declaraciones fiscales
  • Una cuenta de pérdidas y ganancias
  • Estados financieros (gastos, ingresos, activos, etc.)
  • Cuentas por pagar
  • Cuentas por cobrar
  • Un plan de empresa
  • Acuerdos con proveedores
  • Información sobre el tráfico del sitio web
  • Información sobre nóminas y salarios
  • Una lista de activos fijos
  • Información sobre la amortización de dicho inmovilizado
  • Documentos de préstamo pertinentes

Su asesor empresarial puede pedirle más información además de estos documentos, por ejemplo, un análisis de flujo de caja descontado, información sobre clientes o más datos sobre préstamos y activos. Imprime copias de todo y guárdalas en una carpeta para facilitar el acceso. La omisión de documentos cruciales puede retrasar la valoración de su empresa, e incluso puede hacer que sea imposible valorar su negocio de comercio electrónico en absoluto sin la documentación pertinente.

Paso 4: Calcular el multiplicador industrial

Una vez calculados los ingresos netos, es hora de calcular el multiplicador del sector. Esta es la parte que sin duda requerirá que consulte a un asesor empresarial. Las empresas de comercio electrónico pueden ser complejas, y obtener un valor exacto no es necesariamente fácil.

Un multiplicador sectorial es un número por el que se multiplicarán sus ingresos netos. Esta cifra puede oscilar entre 1 y 6 veces, y varía en función del sector en el que se encuentre, el estado de su empresa, el nivel de competencia y el potencial de crecimiento del sector, y mucho más. Un tasador experto puede analizar el sector y decidir qué cifra sería adecuado utilizar para multiplicar el valor de su empresa.

Si sabes lo que haces, puedes calcular tú mismo el multiplicador industrial. Sin embargo, a menos que usted mismo sea un profesional, es mucho más sensato buscar ayuda profesional.

Paso 5: Hacer la valoración final

Como ya se ha dicho, estas fórmulas y calculadoras empresariales sólo dan una estimación aproximada. Para obtener una estimación más precisa, deberá consultar a un profesional. Un corredor o asesor de empresas conoce el sector y sabe cómo analizar su negocio. Su trabajo consiste, literalmente, en predecir el futuro y el lugar que ocupará su empresa en él.

La cifra que le dé su asesor empresarial será la valoración definitiva de su negocio de comercio electrónico. Un buen corredor también le ayudará con la venta de su empresa si ese es su objetivo.

Es importante dejar claro desde el principio por qué quiere esta valoración. Dígale a su corredor si tiene intención de vender o si simplemente quiere evaluar la salud y rentabilidad de su empresa. Las valoraciones pueden llevar tiempo, así que sea claro si tiene algún plazo en mente.

Manténgase en comunicación con su corredor. Es posible que necesiten hacer preguntas adicionales, por ejemplo, sobre el tráfico del sitio web, sobre el negocio estacional o perenne, información sobre su nicho, información sobre las operaciones diarias y la responsabilidad del propietario, y mucho más. Es probable que le pregunten por los datos demográficos de los clientes, el perfil de su cliente ideal y las listas de correo. Conocer la solidez de su base de clientes y la velocidad a la que crece es algo que puede añadir -o restar- mucho valor a su negocio.

Cuanto antes responda a estas preguntas y aporte la documentación adicional necesaria, antes recibirá su valoración definitiva. Trate de no impacientarse: la valoración de una gran empresa de comercio electrónico puede llevar un tiempo. Recuerde que está obteniendo una cifra muy exacta para asociarla a su negocio, no una estimación aproximada y rápida.

Sexto paso: No pierdas de vista la pelota

Puede que sienta la tentación de sentarse y esperar a que llegue la valoración. Al fin y al cabo, eso es lo bueno de contratar a un bróker para que valore tu negocio de comercio electrónico, ¿no? Que puedes sentarte y despreocuparte de todo.

No del todo.

Aunque esté pensando en obtener la tasación para vender su empresa y lavarse las manos en todo el proceso, debe centrarse en su negocio mientras espera. Valorar su empresa es el momento perfecto para detectar puntos débiles o áreas en las que podría mejorar. Enterarse de que su empresa es menos valiosa de lo que pensaba puede ser una especie de shock. Utiliza ese shock para alimentar tu duro trabajo y construir de nuevo tu negocio de comercio electrónico.

Mientras esperas tu valoración, asegúrate de seguir trabajando tan duro como siempre. Ahora no es el momento de perder de vista la pelota. El valor de una empresa puede desplomarse muy rápidamente si no se tiene cuidado.

El análisis de una empresa, aunque sea superficial, proporciona información valiosa. Sin embargo, depende de ti interpretar esa información y actuar en consecuencia. Aunque no tenga intención de vender su empresa, utilice la información de la valoración para mejorarla. Su agente probablemente le dará valiosos consejos para seguir adelante. Escuche con atención y póngalo en práctica.

Cómo prepararse para valorar su empresa

Cuando se trata de comercio electrónico y del mundo de los negocios en línea, la preparación es la clave. Una estrategia de salida bien pensada es tan valiosa como un plan de negocio inteligente y factible. Si tiene previsto valorar su empresa en el futuro, ¿qué puede hacer para prepararse? Echemos un vistazo a algunas cosas que puede hacer para estar preparado para una valoración de empresa útil y sin complicaciones.

  • Tenga sus cuentas al día. Si la información y la documentación que necesita están actualizadas y a mano, ahorrará tiempo buscando en sus libros de contabilidad la documentación que necesita su agente.
  • Busque un agente comercial profesional y de confianza. Es poco probable que obtenga una valoración adecuada, fiable y precisa de su empresa haciéndolo usted mismo. Especialmente cuando se trata del multiplicador industrial, necesitarás que un profesional lo resuelva. Si piensa vender, necesitará una tasación profesional y precisa. Los compradores no pueden aceptar otra cosa. Puede que tenga que demostrar que ha utilizado un corredor adecuado.
  • Infórmese sobre la valoración de empresas. Saber cómo funciona el proceso y qué tendrá que aportar simplifica mucho su papel.
  • Fíjese un plazo o, al menos, una idea aproximada de cuánto tiempo le gustaría que durase la valoración. Puede que un intermediario no pueda garantizar la entrega en una fecha determinada, pero una buena comunicación y dejar claras tus intenciones es un buen paso adelante.
  • Mantente accesible. Su agente puede necesitar documentación e información adicional para proporcionar una valoración precisa. Cuanto antes lo facilite, antes podrá obtener su valoración.
  • Mantente paciente y ocupado. Si ya se ha decidido a sacar su empresa al mercado, los retrasos pueden ser exasperantes. Sin embargo, hay que tener paciencia: merece la pena esperar a una valoración exacta. Mantente ocupado gestionando tu negocio. Aún queda trabajo por hacer.

Preguntas más frecuentes

Valorar empresas no es tarea sencilla, y no es de extrañar que mucha gente tenga dudas. He aquí algunas preguntas frecuentes sobre la valoración de un negocio de comercio electrónico.

  • ¿Qué es un indicador de valor?

Hay cinco indicadores de valor (conocidos como Indicadores Clave de Rendimiento – KPI): crecimiento de los ingresos, ingresos por cliente, satisfacción del cliente, tasa de retención de clientes y margen de beneficios. Un agente de negocios puede necesitar información adicional sobre la base de clientes de una empresa para calcular el valor exacto de la misma. Estos indicadores de valor pueden mejorarse con buenas prácticas empresariales y un excelente servicio al cliente. Sin embargo, debe poner en práctica estos planes mucho antes de acudir a una evaluación empresarial. Estos indicadores de valor tardan en cambiar y pueden requerir muchos métodos diferentes para actualizarse y mejorarse. Sin embargo, pueden hacer que una empresa sea infinitamente más atractiva para un comprador.

  • ¿Cómo se valora una empresa de comercio electrónico?

Básicamente, el valor de una empresa de comercio electrónico se reduce a evaluar el beneficio neto del negocio durante al menos el último año y multiplicarlo por un multiplicador del sector. Se trata de una forma muy simplificada de calcular el valor, y el multiplicador de la industria puede variar.

  • ¿Cuál es un buen margen de beneficios para el comercio electrónico?

Cuando se trata de comercio electrónico, las cifras, la información y los beneficios variarán naturalmente en función del tamaño y la rentabilidad de una empresa. Sin embargo, un margen de beneficio de alrededor del 10% se considera un margen medio. El 5% es un margen de beneficio bajo, y el 20% es un margen de beneficio alto. Los márgenes pueden variar a lo largo del año en función de muchos factores.

  • ¿Es realmente rentable el comercio electrónico?

En una palabra, sí. Las compras en línea son más sencillas, cómodas, variadas y fáciles de navegar. Las tiendas tradicionales tienen una tasa de devolución de aproximadamente el 9%, lo que significa que los compradores vuelven el 9% de las veces. Los compradores en línea, sin embargo, devuelven el 30% de las veces. Aunque la competencia es mayor para las tiendas en línea, hay mucho más margen de crecimiento, así como mejores análisis y menores gastos generales.

Hay muchas estrategias para mantener altos los beneficios, como utilizar el chat en directo y centrarse en las tendencias actuales para aumentar el valor medio de los pedidos. Si eres estratégico en el crecimiento de tu empresa, pronto recogerás los frutos.

Conclusión

Una valoración adecuada de la empresa forma parte de una estrategia de salida bien planificada. Las empresas de comercio electrónico no son inmunes a los cambios repentinos del mercado y la industria. Incluso mientras pones en marcha tu empresa, es importante que pienses en cómo vas a salir de ella.

Recuerda, el valor de los negocios de eCommerce no se trata sólo de los beneficios que obtienes ahora, o de lo que es tu negocio en el presente. Los compradores tienen que plantearse cómo será su negocio en el futuro, y usted también.

¿Busca más contenidos de este tipo? A continuación le ofrecemos una lista de recursos relacionados con este tema

Consulte nuestro Aviso de Privacidad para saber cómo utilizamos sus datos personales y sus derechos.

Excel at Marketplace Customer Service in 2024!

Elevate your seller game and provide top-notch customer service. Get your FREE guide now!